Las cabezadas de cuadra tienen como objetivo poder llevar al caballo de la mano a través del ramal. Esta cabezada se convierte en un elemento imprescindible para asegurarnos que el caballo se encuentra sujeto y seguro ante cualquier improvisto que pudiera aparecer, como por ejemplo que se ponga nervioso y se asuste. Gracias a la cabezada podremos mantenerlo controlado.

Este tipo de cabezada, por lo tanto, cumple con diferentes funciones, pues te permite desplazarlo de manera cómoda y sencilla, además de poder dejarlo atado con el ramal, lo que nos facilitará labores como el cepillado, o la limpieza de los cascos.

 

Tallas

Foal, Pony, Potro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad